S/ 0.00

También conocido como madera sagrada o Brusera Graveolena, se caracteriza por su aroma amaderado con notas de incienso y flores de naranjo. El aceite esencial palo santo es elaborado sin cortar árboles de Palo Santo. Solamente se procesa la madera muerta de forma natural, que ha sido encontrada en el bosque. El árbol crece durante 40 años, muere y se seca en el bosque por 2 a 4 años más, antes de procesarla.

El Palo Santo tiene una alta concentración de Limoneno, un terpeno medicinal conocido por ser un fuerte agente antioxidante, antiinflamatorio, antibacteriano, anti hongos y antiséptico. El limoneno es capaz de aportar beneficios importantes a la salud. Es fuente de antioxidantes, disminuye la inflamación, prevendría enfermedades cardiovasculares, así como reduciría el apetito, el estrés y la ansiedad.

¿Para qué se usa el aceite de palo santo?

El aceite esencial de palo santo posee grandes beneficios que puedes obtener si lo utilizas adecuadamente, pon atención y aprende cómo usar los aceites esenciales. Gripe, alergias, asma, jaqueca y mal humor: Diluir algunas gotas en agua y disolver los vapores al ambiente con un difusor de esencias. Meditación y relajamiento psicofísico: Diluir algunas gotas en agua y disolver los vapores al ambiente con un difusor de esencias. Purificación de espacios y ambientes cargados.

Modo de uso:

Para limpieza de ambientes: De 2 a 3 gotas en el difusor para una habitación de 15 metros cuadrados aprox. Para dolores: Su efecto antiinflamatorio reduce los dolores musculares y reumáticos. Colocar entre 2 a 3 gotas diluido en aceite portador y aplicar suaves masajes circulares en la zona a tratar, 3 veces al día. Estrés/insomnio: Aplicar 2 gotas de aceite esencial de palo santo en las muñecas y en el plexo solar, 2 – 3 veces al día. Especialmente 30 minutos antes de acostarnos. También podemos aplicar de 3 a 4 gotas en un pañuelo y dejarlo en la mesa de noche o debajo de la almohada. Puede combinarse con lavanda, por ejemplo, en difusión atmosférica, de 3 a 5 gotas de cada uno. Meditación:  En difusión atmosférica, iniciando la difusión 15 minutos antes de la sesión y apagando el difusor transcurrida media hora.

El aceite de Lavanda es uno de los aceites más conocidos en el mundo por sus propiedades analgésicas, antisépticas, sedantes, ansiolíticas, antifúngicas y antinflamatorias. Todas estás atribuidas a dos tipos de Terpenos que contiene la lavanda llamados Acetato de Lina lilo y el Linalool.

Pero ¿Para qué se usa la lavanda?

El aceite esencial de lavanda es empleado para combatir el estrés, la ansiedad y el nerviosismo, mejora los problemas de sueño y descanso nocturnos. Alivia dolores como el dolor de cabeza, dolores musculares, contracturas, entre otros. Regula la presión arterial por efecto hipotensor sobre el sistema nervioso. Mejora la psoriasis ayudando a cicatrizar la piel, desinflamar y aliviar el picor.

¿Cómo podemos usarlo?

1. PARA EL ESTRÉS Y LA ANSIEDAD:

Como hemos visto, gracias a sus propiedades sedantes y ansiolíticas, el aceite esencial de lavanda puede ser un gran remedio para relajarse en situaciones de estrés, ansiedad y nerviosismo. Si tienes tendencia a tener ansiedad, lo mejor es tomar el aceite esencial por vía oral durante tres semanas. Por la mañana y por la noche, toma 2 gotas diluidas con un poquito de aceite de oliva y mantenlas unos segundos bajo la lengua. Si no te gusta el sabor prueba con las cápsulas vegetales.

2. PARA DORMIR MEJOR:

Hay otras formas de usar el aceite esencial de lavanda para relajarse, especialmente indicadas para dormir mejor o combatir el insomnio. Pon un difusor de aceites esenciales en el dormitorio. Usar aceite esencial de lavanda en un difusor de aceites esenciales puede ser de gran ayuda para descansar mejor. Ponlo en marcha media hora antes de ir a dormir. Deberás adaptar la cantidad de gotas en función del tipo de difusor que usas, si es un difusor que funciona con agua, calcula unas 15 gotas. Si es un nebulizador, entonces basta colocar el frasco de aceite esencial directamente en el adaptador del difusor. Pon unas gotas en tu almohada. Deposita un par de gotas en tu almohada justo antes de irte a dormir. Durante un rato irás inhalando sus compuestos volátiles y te ayudará a relajarte y a conciliar el sueño.

Auto masaje relajante. Si sientes mucha tensión nerviosa, prueba a hacerte un auto masaje con aceite esencial de lavanda en la mano, en el cuello y en los pies. Para ello, añade 2 gotas del aceite esencial de lavanda a 2 cucharas soperas de aceite vegetal (de jojoba o sésamo, por ejemplo) y aprovecha para respirar con calma y profundamente. ¡Disfruta!

3. PARA COMBATIR EL ACNÉ:

El aceite esencial de lavanda suele dar buenos resultados para tratar el acné. Podemos usarlo solo o mezclado con otros ingredientes. Si tienes solo pocos granos, se puede usar el aceite esencial puro de lavanda en cada granito. Si por el contrario tienes muchos granos, prepararemos una mezcla con gel de aloe vera y aceite vegetal de jojoba.

AccesoriosAceites esenciales
Aceites portadores
InciensosResina
Copyright © 2023 Aroma y Paz
cartlocation linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram